Logotipo de clinicadeanimales.com

Buscar producto:

Como identificar el tamaño de su mascota

Como identificar la edad de su mascota

Inicio | Reportajes

PARASITOS INTESTINALES EN GATOS

Imagen de PARASITOS INTESTINALES EN GATOS

Los llamados gusanos intestinales,comúnmente más conocidos como lombrices, son parásitos internos: seres vivos que se alimentan de otros seres vivos.  

 Los gusanos intestinales pueden dañar a tu gato:

1-En el aparato digestivo, donde se alimentan succionando sangre y nutrientes.

2-En riñones, pulmones y otros órganos a donde pueden migrar.  
  
  Si no se tratan correctamente...

Pueden provocar daños muy diversos, desde lesiones en los tejidos, hasta obstrucción instestinal, provocando infecciones graves y muerte.  

Los gusanos intestinales se pueden transmitir y dañar a las personas:Los síntomas en las personas abarcan desde problemas poco importantes, hasta, en raras ocasiones, lesiones oculares e incluso la muerte.  
  
Los síntomas en gato:
  
 -  Pelo sin brillo
 -  Anemia
 -  Adelgazamiento
 -  Vientre abultado
 -  Menos vitalidad
 -  Trastornos de la fertilidad

 Existen básicamente 2 tipos de gusanos intestinales: planos y redondos.
 
 Aunque a veces se puedan encontrar en las heces, en muchos casos no son visibles. Incluso los síntomas pueden ser apreciables sólo cuando la infestación ya es grave. 
 
 Por tanto, si tu veterinario sospecha que tu mascota pueda tener gusanos intestinales, recurrirá a análisis de laboratorio para identificarlos correctamente.

 Los gusanos, sus huevos y sus larvas, se encuentran prácticamente en todas partes en el entorno exterior:
  
 Hierba, matorrales, alcorques de los árboles
 Suelos arenosos y húmedos, como el de la playa
 Parques y jardines, fuera y dentro de la ciudad


 Pájaros y ratones contribuyen a su difusión, así como otros parásitos, como las pulgas.
 
 Algunos huevos pueden resistir viables incluso durante años hasta encontrar un momento propicio para desarrollarse.
 
Los gusanos intestinales se contagian:
  
 1-Por vía oral, cuando las mascotas lamen las manos o la cara de sus propietarios, acción con la que pueden contagiar huevos de parásitos.
 
 2- Por contacto con el pelaje del animal
 
 3-Por contacto directo de la piel con lugares contaminados (arena, tierra...)

Si tu gato no sale de casa, aunque esté menos expuesto, también puede tener parásitos intestinales. Debes desparasitarle regularmente de todos modos.
 
 Los parásitos, huevos y larvas no sólo estan en el campo, están virtualmente en todas partes, en el entorno exterior, en la tierra de tus macetas, en tus zapatos...
 
 Pájaros, ratones y otros parásitos, como las pulgas, contribuyen a transmitir algunos gusanos intestinales.
 
 Por lo general, los animales quedan infectados por los parásitos incluso antes del nacimiento(atraviesan la placenta) o a edad muy temprana.
 
 Algunos huevos de parásitos son muy resistentes y permanecen viables en la tierra durante años. 

 Consejos útiles para prevenir los parásitos intestinales:
 
 Al limpiar su caja de arena, tirar siempre las heces a la basura (nunca al desagüe) para destruirlas por la acción del calor. 
 
 Evitar que los niños ingieran tierra o se lleven a la boca juguetes u otros objetos en las zonas de recreo abiertas donde hayan podido defecar perros o gatos. 
 
 Desparasitar a tu mascota 4 veces al año 
 
 Evitar el acceso de perros y gatos a las zonas de recreo, creando zonas especiales para los mismos. 
 
 Lavarnos las manos varias veces a lo largo del día, pero como mínimo siempre antes de comer y/o después de haber tocado a nuestro perro o gato. 
 
 Lavar las verduras crudas antes de consumirlas. 

 
    Y recuerda lo más importante:No se trasmite nada que no se tenga.

          Si tu mascota no tiene "lombrices" nunca te las trasmitirá.

                                  Desparasítala 4 veces al año.
  
Fuente del artículo:Bayer sanidad animal.www.singusanos.com.  
 

Imagen de una flecha que indica hacia arriba SUBIR

Cesta de la compra Su cesta tiene 0 productos